Santo Tomé: destruyeron todo el espacio de homenaje a María Helena

Sábado 25 de enero de 2020 | 13:20hs.
Al cumplirse 50 años de la muerte trágica de la joven cantante María Helena, “la novia de Posadas”, el 17 de diciembre último, se inauguró un mural en su homenaje en el lugar del accidente que le costó la vida, en la ruta nacional 14 km 720 en la localidad correntina de Santo Tomé.

La obra la solventó la familia Rojas-Ocampo, fue confeccionado por el artista entrerriano Jorge Aguirre Soto, de Salvador, Entre Ríos; y costó entre 120 y 130 mil pesos.

La inauguración fue bien recibida por toda la población, muy comentada, y quienes pasaban por allí se sacaban fotos con la obra detrás. Pero el 30 de diciembre amaneció demolido el mural. Muchos pensaron que se trataba de obra de la naturaleza, aunque no haya habido mal tiempo por esos días. Y el viernes por la mañana la familia Rojas-Ocampo se dirigió al lugar del mural y advirtió, tristemente, que todo el paseo que con tanto amor armaron, ya no existía. Quedaron huellas de vehículos de gran porte en el lugar, como que hubieran arrasado ese espacio.

“Nos van a decir que esto es un tornado… Esto es el tornado de la maldad. Porqué se ensañan tanto con estas cosas. No quedaron conformes con lo que hicieron que ahora sacaron la cruz del lugar, rompieron, tiraron. Acá en este lugar estaba el alma de María Helena. Porqué se ensañan así. No puede ser. Estamos muy dolidos, y nos sentimos culpables también por querer hacer algo lindo para María Helena, y que termine así”, señaló Stella Maris Rojas de Ocampo.

El artista que hizo el mural es Jorge Aguirre Soto, de Salvador, Entre Ríos. El trabajo le demandó aproximadamente 15 días, entre el proceso creativo y la elaboración de la obra en sí. “Pensó lo que nosotros le habíamos comentado, de hacer un agradecimiento y homenaje, en un lugar tan emblemático como fue el del accidente donde ella perdió la vida. Y a la semana siguiente comenzó a hacer el mural”, señaló Stella.

En el kilómetro 720, donde estaba emplazado el mural, no hay absolutamente nada: hay un pinar en frente, y campo de un lado, y campo del otro.

Ante la primera destrucción, la familia Rojas Ocampo radicó la denuncia en la Unidad Regional V de Policía de Corrientes, en Santo Tomé, e hizo saber al Municipio de Santo Tomé y a la comunidad a través de los medios de comunicación, lo ocurrido.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina