Policías plantaron las armas en el caso Andrade, asegura testigo

Sábado 14 de diciembre de 2019 | 13:30hs.
El policía más complicado es Matías L. (22).
Carlos Cardozo

Por Carlos Cardozofojacero@elterritorio.com.ar

En la víspera se cumplió un mes desde el crimen de Reinaldo Andrade (37) en la localidad de El Soberbio y hasta ahora la causa paralizada luego de que la defensa de uno de los dos efectivos acusados recusara al juez.
Como viene informando El Territorio, el recurso fue girado primero al Tribunal Uno de Oberá, que luego de una semana se inhibió. Es por esto que la Cámara de Apelaciones es la debe decidir si el juez Gerardo Casco sigue o no al frente de la investigación. Todo indica que podría definirse la semana que viene.
Un oficial subayudante identificado como Matías L. (22) está señalado como el autor del disparo mortal y fue imputado por homicidio calificado por integrante de una fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego. El cabo Fabio B., en tanto, está considerado como partícipe necesario del crimen.
Lo que ocurrió previo al homicidio está siendo llevado con sumo hermetismo por parte de los investigadores judiciales y policiales. Sin embargo, El Territorio accedió de forma exclusiva el relato uno de los dos civiles que estuvieron en el lugar del hecho.
Lo más destacado es que se niega rotundamente que Andrade o alguno de ellos llevaba un arma de fuego, asegurando que fue “plantada” por los efectivos. Hay que recordar que estas personas no fueron imputadas por ningún delito, declararon como testigos y hoy se encuentran en libertad.
Según esta voz, Andrade y sus dos acompañantes estaban bebiendo cervezas yendo en el Gol Trend de su propiedad a ver una chacra. En esa instancia uno de ellos le pidió para bajar a orinar, por lo que la víctima fatal detuvo el auto al lado del camino.
En ese lugar, en un camino terrado que va en dirección al Paraje San Ignacio, se produjo el homicidio. Apenas momentos después que la persona que hizo sus necesidades se sentó en el vehículo, los ocupantes sintieron el impacto del Ford Focus en el que iban los policías.
El Trend después quedó acelerado y se salió de la calle, por lo que se considera que el disparo ocurrió inmediatamente después del siniestro y la víctima quedó inconsciente apretando el acelerador. Cuando los acompañantes se reincorporaron, Andrade ya tenía la herida de bala en el cráneo.
En este sentido, la autopsia después arrojó que el tiro impactó desde corta distancia
Siempre según la versión a la que tuvo acceso este medio, no hubo intercambio de palabras entre la víctima y los efectivos policiales antes de toda esa secuencia y fueron los policías los que retiraron el cuerpo del lugar. Después, vecinos de la zona se encargaron de llamar a la ambulancia.
Los dos civiles quedaron en shock y casi no hablaron. El cuerpo del hombre, en tanto, entró al hospital local cerca de las 17.45, mientras que la comisaría local fue notificada del hecho recién a las 18. Por "irregularidades" detectadas, después la cúpula del la Unidad Regional y del Comando Radioeléctrico para el cual trabajan los policías fueron removidos.
Un dato importante que se desprende es que al parecer sí hubo un Voyage que pasó por el lugar, aunque no fue identificado claramente. De todas formas, este supuesto vehículo no fue incautado en el marco de la investigación, que ahora está estancada.

Una práctica que se repite
Lo que sí llegó a solicitar el juez Gerardo Casco es que en el caso intervenga Gendarmería Nacional, que deberá girar un informe completo del accidente y de las armas. Trascendió, que el vehículo en el que iban los efectivos policiales no tenía ningún impacto de bala.
En la escena se secuestró un calibre 38 y pistolón, pero que los civiles aseguran que no les pertenecía y que no estaban en el Trend. En contrapunto, el efectivo más comprometido expresó que disparó luego de ver que Andrade tenía un arma en la mano y temió por su vida y la de su compañero.
Este relato se repitió el 5 de diciembre, en el marco del homicidio Luciano Villalba en Apóstoles. La Policía de Misiones informó de forma oficial que el joven portaba un arma de fuego, pero más de doce testimoniales y el análisis de la escena lo descartaron.

¿Policías y víctima socios?

Al momento del crimen, los efectivos hoy detenidos estaban de civil y se movilizaban en un auto particular.
Dijeron que reconocieron un Voyage relacionado al contrabando y que lo siguieron, hasta que Andrade se cruzó en su camino para evitar que ellos alcancen a ese vehículo.
Altas fuentes gubernamentales que siguen de cerca el caso mencionaron que la principal hipótesis es que tanto víctima como victimario se conocían y compartían negocios ilegales juntos. Muchos efectivos policiales de consideran los mismo, pero todo -incluso lo dicho por los testigos- deberá ser corroborado por la Justicia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina