Poco movimiento en las ferias francas durante jueves santo

Viernes 10 de abril de 2020 | 00:05hs.
Un jueves santo totalmente diferente. Impensado. Poco movimiento en general en las calles de Posadas, cuya imagen se trasladó a las ferias francas.
Por la emergencia sanitaria y epidemiológica, decretada por la Provincia -a lo cual le siguió la cuarentena dispuesta por la Nación-, de las 17 ferias francas asentadas en la capital misionera, ayer estuvieron sólo siete abiertas al público.
Con restricciones en el ingreso, además de medidas de seguridad como la obligatoriedad de usar barbijos, los vecinos salieron a hacer las últimas compras de Semana Santa.
Las cintas que señalan el distanciamiento y voluntarios de la Cruz Roja ofreciendo alcohol en gel en el predio fueron parte de la nueva escena de los feriantes, marcada por la pandemia.
En la feria ubicada en Villa Cabello, en inmediaciones de la avenida Eva Perón, se veían filas de hasta 20 personas para ingresar al lugar donde los productores ofrecen desde choclo, queso y rapadura hasta huevos, verduras y frutas, incluso carne de chancho y miel.
Maples de huevos entre 200 y 220 pesos, tomates a 50 pesos el medio kilo y bananas a 45 pesos el kilo representaron algunas de las ofertas que los colonos de Olegario Víctor Andrade, Gobernador Roca u otros municipios traen a Posadas.
Las ventas arrancaron temprano, desde las 6 y hasta las 13. Estuvieron en actividad las ferias de Itaembé Miní, Miguel Lanús, Los Álamos, Itaembé Guazú, chacra 32-33 y Santa Rita.
Marisa Wolfart, productora de Andrade, contó a El Territorio que “a diferencia de otros años, sin esta situación sanitaria, bastante bien, la gente está viniendo tomando sus recaudos, sus previsiones por el coronavirus”, dijo y resaltó el compromiso de los agentes municipales que trabajan para mantener las distancias, en mantener limpio y desinfectado todo.
Según disposición municipal, sólo queda permitida la venta de productos alimenticios. El incumplimiento derivará en el retiro de la feria con la consiguiente imposibilidad de continuar la venta.
Marisa contó que los posadeños están pidiendo con más frecuencia rúcula, huevo y acelga, aunque ella de su producción trajo huevos, zapallo, mandioca, mandarina, lechuga (de las tres variedades, común, de color y manteca) y rúcula.
Esta última, una de las más buscadas en las ferias, al menos en de Santa Rita, se ofrece a 50 pesos los tres mazos, mientras que los cartones de huevos se consigue a 200 pesos y una oferta de tres kilos de mandioca por 100 pesos.
También tomaron protagonismo las producciones artesanales: huevos o conejos de Pascuas hechos de chocolate. La consulta fue una constante y los precios, entre 30 y 80 pesos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina