Penitenciario fue denunciado por agredir a su ex mujer

Lunes 22 de julio de 2019
Según dijo la mujer, apenas puede caminar del golpe.
Un efectivo del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), con antecedentes de violencia de género y una orden de restricción de acercamiento y contacto hasta hace una semana, fue denunciado nuevamente por su ex pareja, esta vez por propinarle una patada en un conocido supermercado de Posadas.
Se trata de Aníbal B., con rango de alcaide mayor, quien en la actualidad se desempeña como jefe de Educación y Cultura del SPP. “No puede ser que un funcionario público tenga estas actitudes, no es justo para mí, que yo lleve las de perder y tenga que pasar por estas situaciones”, dijo la denunciante.
Los protagonistas está separada desde hace poco más de seis meses; convivieron 14 años y tuvieron dos hijos: una niña de 7 y un niño de 3. Según se desprende de la denuncia -a la que tuvo acceso este medio- y el testimonio de la víctima, todo ocurrió el último jueves al rededor de las 21.
En horas de la mañana, un familiar del denunciado pasó a buscar a sus hijos, debido a que, por acuerdo judicial, le correspondía estar con ellos el fin de semana. Más tarde, la mujer se dirigió al mencionado comercio, donde de casualidad se encontró con el más pequeño de sus hijos.
“Veo a un chico llorando, que estaba más o menos a un metro, y cuando miro me di cuenta que era mi hijo. Y ahí, por inercia le pregunto qué pasó y él - por el denunciado- lo estaba como zamarreando. Entonces el nene, que tiene 3 años, viene y me abraza”, detalló la mujer.
La reacción del hombre fue irse del lugar y la denunciante considera que esa actitud se debió a que estaba junto a su actual pareja, que es prima hermana suya. En esa instancia apareció la hija de ambos, quien señaló que su padre le había dicho que le lleve al pequeño, algo que la madre se negó a hacer porque no quiso que los dos menores circulen solos en medio de tanta gente.
“Después le tranquilicé al nene y seguí caminando por las otras góndolas porque yo no sabía qué hacer”, contó la denunciante. Señaló que primero se encontró con su prima -que también trabaja en el SPP-, quien empezó a hostigarla, instancia en la que intervino el alcaide mayor nuevamente y buscó que se separen.
“Me pega una patada en el muslo izquierdo y, como tenía un paraguas me cubrí. Pero me agarró la mano y me dobló los dedos para atrás”, detalló sobre la agresión. Motivo de eso tiene un gran hematoma en la zona y aseguró que “apenas puedo caminar”. Otros clientes repudiaron la acción y la seguridad del lugar los separó.
La denuncia formal se hizo el viernes.

Antecedentes
La historia de violencia por parte del funcionario público no es de ahora y por esta razón tenía prohibido, hasta hace poco, acercarse a la víctima.
La denuncia anterior data del 9 de enero de este año. Según declaró entonces la denunciante, había retomado la relación con su ex pareja, tras una separación que duró un año. Pero desde hacía unos siete meses habían empezado los hechos de violencia verbal, psicológica y, en ocasiones, física.
Señaló que el primer día de este año el hombre tomó un cuchillo y le dijo “te voy a matar a vos y después me voy a matar si me hacés problemas con el trabajo”. Por esa razón se solicitó la expulsión del hogar y la restricción de acercamiento y contacto, medidas que luego fueron concedidas.
“Volví y él a la hora ya sabía que tenía la denuncia. Me dijo “mirá, voy a perder mi trabajo”, recordó la mujer. “Vino -siguió la damnificada- la perimetral por seis meses, pero él no la cumplía. Venía, reventó la mamadera de mi nene en el patio, zarandeaba a mis hijos dentro del auto; un día me pegó en el brazo, agarró el cuchillo otra vez. Mil problemas”.
La mujer también señaló que en su momento, por pedido de su ex pareja (que le había dicho que no la iba a molestar más y que podría tener problemas en el trabajo) decidió hacer una ampliación de denuncia en la que expresó que no había sido amenazada de muerte.
“La bajé la gravedad y dije que no había amenazas de muerte, pero eso me jugó re en contra después”, detalló.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina