Oberá en Cortos, un ejemplo en la región

Jueves 11 de julio de 2019 | 05:00hs.
Con algunos inconvenientes técnicos pero con muchas ganas de compartir, mirar, analizar y disfrutar dio inicio el Festival Internacional Oberá en Cortos en su edición 16. Se desarrollará hasta el sábado en la Capital del Monte con diversas actividades, como capacitaciones, talleres, proyecciones para las escuelas y en cárceles y jornadas competitivas. 
El acto inaugural tuvo lugar el martes por la noche y en ese marco se firmó un convenio de colaboración entre el Instituto del Artes Audiovisuales de Misiones (Iaavim), la Universidad Nacional de Misiones (Unam), la Facultad de Artes y Diseño, la Municipalidad de Oberá y el Laboratorio Guayrá. 
En este aspecto, el consejero del Distrito Uruguay del Iaavim, Andrés Perrone, sostuvo: “Es un marco de mutua colaboración entre las diferentes instituciones, se generan proyectos, el Oberá en Cortos es uno de ellos, pero también hay proyectos de capacitación durante el año, programas, entre otras actividades. Para nosotros este convenio es el cierre a una serie de actividades que venimos realizando y que ahora tienen el marco legal”.
Es así que desde ayer arrancaron los certámenes de Competencia Internacional, con diez cortometrajes de diferentes partes del mundo que fueron seleccionados entre los 800 recibidos. Compiten En cuarto oscuro (España), Carlito se va para siempre (Francia/Perú), A long story short (Rumania), Bonboné (Palestina/Líbano), Mombyry (Argentina). También Adela (Argentina), Prisoner of society (Georgia), Inflexión (Argentina), Chico Miguel (Argentina) y Desiderio (Argentina).
En el certamen Entre Fronteras, por su parte, compiten El último yaguareté (Argentina), Piernabotín (Argentina), Jejuí (Paraguay), Karáu (Argentina), Torre (Brasil) y Kiriri (Paraguay).
Por último, en el certamen Entre Fronteras Universitario se encuentran Santito (Argentina), Corriendo la voz (Argentina), El viaje de Itatí (Argentina), Pirañas (Argentina), Maduración (Argentina), Al caer el sol (Argentina) y Gol de Chilavert (Argentina).

Resistencia cultural
“Oberá en Cortos es un punto de referencia de la resistencia cultural”. Así definió a este festival el director de Las Cautivas, Sebastián Toba, que habló con El Territorio en las primeras horas de iniciado el evento audiovisual.
“Nos sirve para un montón de cosas, sirve para juntarnos los realizadores audiovisuales de la región y entre fronteras, para mirarnos a nosotros mismos y contarnos nuestras historias. El festival Oberá en Cortos es un espacio de resistencia y lo demuestra en sus 16 años”, destacó el realizador del corto que tuvo a cargo la apertura.
Toba es de Corrientes capital, empezó su carrera hace diez años trabajando en televisión, luego realizó cortometrajes y documentales en un tiempo en el que había mucho apoyo para el trabajo audiovisual. “Somos sobrevivientes, seguimos haciendo lo que nos gusta y seguimos dando trabajo a mucha gente, pero es muy difícil trabajar en estas condiciones”, señaló.
Por otra parte, destacó que es un ejemplo para los demás festivales. “Nos parió a todos los festivales de la región, marcó el camino y es de importancia para tejer redes, eso es importante”, manifestó el realizador.
Sobre el trabajo realizado en Las Cautivas, explicó que decidieron contar una historia que nadie se animó a contar hasta ahora. “Tomamos la decisión de contar una historia que no se cuenta y por algo está silenciada. El desafío es poder mirar un poco más allá y Las Cautivas responde a eso, de por qué no nos contaron esa historia y el audiovisual está para eso, para contar, decir, nadie es dueño de la verdad y por eso contrastamos las opiniones de los historiadores”. La cinta se centra en la historia de un grupo de mujeres de la alta sociedad correntina, secuestradas por el ejército paraguayo, durante la Guerra de la Triple Alianza. Cinco distinguidas damas, esposas de miembros del ejército nacional, comienzan así un calvario que duraría años, expuestas a todo tipo de vejaciones, humillaciones y violaciones.
Actualmente Toba está trabajando en la preproducción de un largometraje de ficción llamado La luz mala, que será rodada en la región.
La apertura del festival sufrió algunos imprevistos que no logran empañar lo que significa esta fiesta para los directores y autores, pero que responde seguramente a los recortes presupuestarios para la realización de estos eventos culturales que se vienen sucediendo en los últimos tiempos. 
Es así que una mala pasada provocó el corte de la energía eléctrica que perjudicó el software del proyector y se tuvo que improvisar con uno común que generó inconvenientes en el sonido. 

Jorge Román y su consejo para los actores noveles

El actor que interpreta a Monzón en su etapa madura dio un taller en la Facultad de Arte y Diseño.
Una de las películas proyectadas en la apertura del festival obereño fue Un Gauchito Gil, de Joaquín Pedretti, que tiene entre sus protagonistas a Celso Franco, el actor paraguayo que se lució en 7 Cajas, y al formoseño Jorge Román, en la pantalla de Space actualmente con la polémica serie Monzón. Este último se encuentra en la ciudad de Oberá en el marco del festival y ayer en la Facultad de Arte y Diseño estuvo al frente de un taller de dirección de actores y unos minutos antes de darle inicio charló con Apocalipsis en el bar por Radioactiva.

¿Cómo te encuentra esta edición del festival?
Acá estoy, disfrutando de la primavera en Oberá (risas). Estuve en dos ediciones anteriores y pensé que me iba a morir de frío. Primero me pone muy feliz estar acá, porque me encuentro con amigos del audiovisual y particularmente esta zona de Misiones para mí tiene una significación muy grande porque en los últimos diez años están marcando tendencia en toda la región por las políticas audiovisuales, por gestiones culturales. Yo no sólo quiero a la gente con la que me encuentro acá sino que les tengo admiración, francamente.

¿Cómo se da este corto ‘Un Gauchito Gil’?
Un Gauchito Gil es una mezcla clarita de lo que están haciendo estos chicos, es una coproducción entre Corrientes (Carambola Cine), Misiones (Productora La Tierra) y el Incaa. Una producción federal hecha con gente de la zona y un producto de calidad. Si eso no es motivo para celebrar en el momento que estamos viviendo en el país… esto me parece maravilloso y me siento privilegiado.

¿Por dónde está encarada la historia?
No es la historia del Gaucho Gil, de ahí que se llame Un Gauchito Gil. Joaquín Pedretti cuando arma esta historia, en los primeros esbozos del guión me decía “yo quiero más que la biografía, quiero el viaje del héroe y en ese trayecto quiero trabajar mucho con el aspecto simbólico, metafísico”. Es eso, un viaje espiritual, de iniciación y en ese aspecto, mi personaje, Quiroz, es como un chamán que guía a este gauchito que es Celso a encontrar su destino.

¿Cómo viviste interpretar a Carlos Monzón en la serie?
El proceso de preparación fue muy intenso, muy fuerte. La verdad que ponerle el cuerpo a Monzón, lo dije varias veces, inicialmente me generaba temor porque había mucha responsabilidad, había un ídolo y mucha gente lo tiene muy presente, no es que iba a ser una invención, una creación artificial de algo. En este caso, Carlos Monzón existió y pasó por lo que pasó, entonces para mí era una responsabilidad muy grande.
Los guiones son muy completos y trabajamos intensamente con el director para darle un carácter a este boxeador, sobre todo en mi caso, donde todo lo de él se agudiza en la última etapa de su vida. La violencia, su adicción al alcohol, todo va en derrape. Fue duro pero sí tuve la contención de un equipo profesional maravilloso.

¿Qué le dirías a alguien que quiere dedicarse a la actuación?
En primer lugar, como con cualquier cosa de la vida, creo que tiene que haber un llamado del corazón, tiene que haber una pasión, un deseo intenso, desde las tripas. Si algo viene impuesto de afuera porque me dicen que lo tengo que hacer, ese camino no me parece el acertado. Después, tener preparación, formarse teatralmente, tener entrenamiento. Y para la gente que quiere hacer cine por supuesto que tiene que ver cine, lo llamado cine de autor, donde se juega mucho el personaje, lo que le pasa.

Programa de hoy

Cine Teatro Oberá (San Martín 1069)
9: Charla: Co-Producciones entre fronteras “Sur Sur”
14: Las escuelas van al cine. Proyección de “Cómo funcionan casi todas las cosas”, Fernando Salem.
16: Cine de las regiones (+16)
Festival Internacional de Cine Latino Árabe
- ‘Tashweesh’, de Feyrouz Serhal
- ‘Mare Nostrum’, de Rana Kazkaz y Anas Khalaf.
- ‘Salam’, de Claire Fowler
18: Charla: Festival de Cine Paraguayo
19: CERTAMEN INTERNACIONAL (+16)
- ‘Prisioner of Society’
- ‘Adela’
- ‘Mombyry’
20: CERTAMEN UNIVERSITARIO (+16)
- ‘Santito’
- ‘Corriendo la voz’
- ‘El viaje de Itatí’
21: CERTAMEN ENTRE FRONTERAS (+16)
- ‘El último yaguareté’
- ‘Piernabotín’
- ‘Jejuí’
22: Cine entre fronteras (+16)
Muestra: ‘Yvonne’, de Marina Rubino
Colonia penal de Candelaria
(Fray Ruiz de Montoya 3308)
Programa Cine en las Cárceles
14: ‘El Viento Respira’, de Sergio Acosta
Hurlingham
Cervecería Rock
(Córdoba y Rivadavia)
23.59: Escenario vivo con Los Kuria

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina