Misioneros explotados laboralmente en una finca de Entre Ríos volvieron a Montecarlo

Sábado 23 de mayo de 2020 | 04:00hs.
Los cinco montecarlenses que el jueves por la madrugada fueron rescatados de una finca entrerriana en donde eran explotados laboralmente desde hacía varias semanas regresaron ayer por la tarde a la provincia luego de un operativo de traslado que estuvo a cargo de efectivos de la Policía de la mencionada provincia. 
Bajo una tenue llovizna, pasadas las 16, una combi perteneciente a la escuela de Suboficiales “General Francisco Ramírez” arribó a Montecarlo con los misioneros rescatados.
Los trabajadores fueron recibidos por el equipo municipal encabezado por el intendente Jorge Lovato, representantes del área Salud Pública y de la Policía de Misiones, para ponerse al tanto de la situación y de las solicitudes dispuestas por el Ministerio de Derechos Humanos de la provincia. 
Acto seguido fueron llevados cada uno a su respectivo domicilio, escoltados por miembros de la Policía, quienes fueron los encargados de notificar a sus respectivas familias y vecinos más cercanos sobre el cumplimiento estricto de los catorce días de aislamiento.
Los cinco misioneros, con domicilio en distintos puntos de Montecarlo, habían viajado a Entre Ríos antes de la pandemia con la esperanza de mejorar su economía con trabajos temporarios, pero terminaron siendo explotados laboralmente.
Sobre la llegada de los misioneros, el intendente Lovato sostuvo que “recibimos a los cinco vecinos, se los veía en buen estado de salud  y como municipio nos comprometimos a asistirlos a ellos y a sus familias. Tendremos un equipo interdisciplinario para realizar un acompañamiento, más que nada por la situación que les tocó vivir, siguiendo los lineamientos que nos da el Ministerio de Derechos Humanos a través del área de Trata de Personas”. 
“A esta altura, uno no puede creer que sucedan estas cosas, que sean vecinos de Montecarlo que viven y tienen a su familia en su municipio. Lo que sucedió no es normal. Sí es normal que muchos trabajadores de estación y que se dedican a la tarefa viajen en época de interzafra, pero no bajo estas condiciones”, agregó el alcalde. 
Sobre el seguimiento a estas personas, se supo que durante los próximos días serán monitoreados por integrantes de Salud Pública, siguiendo los protocolos de prevención de Covid-19. 
Además se realizará un monitoreo del estado de salud general de cada uno de ellos y en los próximos días, desde el municipio, se brindará asistencia psicológica para ellos y sus familias. Todos los informes serán elevados al ministerio correspondiente. 

Intervención policial
El calvario que padecían los misioneros terminó durante un operativo en conjunto realizado por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) y de la Secretaría de Trabajo de Entre Ríos, junto con integrantes del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata. 
La intervención comenzó el miércoles por la noche y se extendió hasta altas horas de la madrugada del jueves en una finca de Colonia Ayuí, ubicada entre Federación y Concordia. 
Fue un pedido de auxilio y posterior denuncia de uno de los propios trabajadores lo que motivó la intervención del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, cuyas autoridades diagramaron el procedimiento y convocaron a los funcionarios especializados en el tema para abordar la cuestión. 
A partir de las averiguaciones realizadas, se pudo establecer que en total fueron diez los montecarlenses que salieron desde su localidad para realizar trabajos de ganadería en dicha finca.
También  se supo que realizaban trabajos de forestación en una plantación de eucaliptos, pero terminaron siendo explotados laboralmente y hacinados en condiciones infrahumanas. 
Los trabajadores fueron contactados antes de la emergencia sanitaria por el coronavirus y viajaron en colectivo hasta la finca entrerriana con los pasajes pagados por la empresa que iba a contar con sus servicios. 
Además del pago por el trabajo, la oferta incluía alojamiento y alimentación. 
Sin embargo, tras advertir las verdaderas condiciones de trabajo, la mitad de los misioneros logró abandonar el lugar por sus propios medios. 
En tanto, los otros cinco montecarlenses que quedaron debieron sufrir por varios días las deplorables condiciones de trabajo y hasta la poca alimentación que se les suministraba. Todo esto hasta que lograron pedir auxilio y radicar la denuncia. 
Una vez contenidos, los trabajadores recibieron la asistencia del personal del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata, quienes les tomaron declaración por videollamada. 

En la mira
En el marco de la pesquisa llevada adelante por el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay se dispuso la detención del propietario del lugar, Juan Spañoletti. 
Se trata de un dirigente por Cambiemos que tiempo atrás fue  viceintendente de la localidad de Federación y entre 2015 y 2019, durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, fue delegado de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de Entre Ríos, organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
El hombre fue detenido y quedó alojado en una celda de la Delegación Chajarí de la PFA. 
Los medios locales además indicaron que en el procedimiento de aprehensión también hallaron unos 200.000 pesos en efectivo que fueron inmediatamente secuestrados. 


En cifra

10

Fueron los misioneros que llegaron para trabajar a la finca de Colonia Ayuí, aunque cinco de ellos abandonaron el predio antes de la intervención de la PFA.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina