“Me quedaron los mejores recuerdos” - El Territorio Misiones

“Me quedaron los mejores recuerdos”

Martes 29 de septiembre de 2020 | 02:00hs.
Pablo Lizarraga

Por Pablo Lizarragadeportes@elterritorio.com.ar

Con 21 años, Rubén “Chirola” Derfler tocó el cielo con las manos. El 29 de septiembre de 1997 se consagró campeón anticipado (faltaba una fecha) de la Fórmula Toyota Japonesa. Hoy se cumplen 23 años de aquella hazaña y de darle el primer título internacional en el automovilismo en pista a Misiones.

Derfler todavía recuerda sus primeros días en el oriente. “Cuando llegué me dejaron un jueves en el departamento y me dijeron ‘el lunes te venimos a buscar para ir al taller’, y estuve los cuatro días intentando llamar a casa y no pude. Encima la telefonista era japonesa y yo no maneja el idioma, así que estuve los primeros cuatro días sin poder comunicarme con nadie. Después se lo conté al equipo y a los 15 días me dieron un celular, que acá no había todavía y yo tuve que aprender a manejarlo”, recordó entre risas.

Así de rápido fueron los cambios en la vida de Chirola en Japón. Es que en su primera carrera en aquel país, disputada el 6 de abril de 1997, Chirola sorprendió a todos haciendo el segundo tiempo en la clasificación. La carrera fue suspendida por un tifón y se pasó para el 20 de abril. El posadeño no desentonó, clasificando quinto bajo la lluvia y logrando su primer podio al terminar tercero en el circuito de Tsukuba.

Lo mejor de la temporada 1997 se vio en mayo, logrando tres victorias consecutivas: dos fueron en el circuito de Fuji (3 y 4 de mayo) y una en Sugo (25 de mayo), que lo posicionaban como líder del torneo luego de cuatro fechas. Los podios en la quinta (3°) y sexta fecha (2°) lo consolidaban como puntero del certamen y principal candidato.

Pero los pilotos locales no aflojaban y el abandono en la séptima fecha y el quinto lugar en la octava puso un manto de duda. Es que ese año fueron varios los argentinos que habían quedado en el borde de la consagración como el Pato Silva o Norberto Fontana, que corrían en la Fórmula Nippon, y compartían sus días con Derfler.

Pero en la novena fecha Derfler no dudo e hizo rendir al máximo al Tom FT20 N°5 y con el segundo puesto logrado en el circuito de Tsukuba se consagró de forma anticipada un 29 de septiembre de 1997.

El cierre, el 3 de noviembre, en el circuito de Fuji, ya como campeón, cerró su exitosa campaña con un segundo puesto. Así, en su primer año, Derfler se consagró campeón logrando tres victorias y sumando ocho podios en diez participaciones, lo que le hizo sumar 129 unidades. Fue su mejor año en Japón.

“Fue un año muy lindo de mi carrera, arrancamos muy bien, con tres triunfos seguidos, después se nos empezó a complicar y en la penúltima carrera pude obtener el segundo puesto que me dio el título anticipadamente y que fue una gran alegría para todo el equipo y para mi familia que tanto esfuerzo hizo”, comentó en charla con El Territorio.

“Fue una época muy linda, me quedan los mejores recuerdos, la gran experiencia, los amigos, la calidad de personas, compartir con el Pato (Silva), con (Esteban) Tuero, con el Gigante (Norberto Fontana), yo era el más chico de todos ellos y me ayudaron mucho a adaptarme y nos hicimos muy amigos y eso sigue hasta hoy. Después hice amigos de Europa y de Estados Unidos con los que hasta hoy sigo charlando”, resaltó.

A un paso de la Fórmula 1
Después de la Fórmula Toyota, en 1998, pasó a la Fórmula 3 Japonesa (MK Dallara F397 N°16 -Kondo Racing) y en 1999 recaló en la Fórmula Nippon (Lola B99/51 N°68 - Motor Mugen - Team Dandelion), el paso previo a la Fórmula 1.

“Para ir a la Fórmula 1, en ese año (1999) yo ya tenía hablado con Minardi para hacer unas pruebas, pero tenía que hacer una pole o salir sexto en una carrera para obtener la Súper Licencia (indispensable para llegar a la F1) para ir a probar. La pole era casi imposible porque el auto era lento y el sexto puesto no era imposible pero lastimosamente ese año no llovió nunca y no pudimos lograr el resultado, me quedé en la puerta de la licencia para aunque sea poder subirme a probar. Más allá de eso siempre me va a quedar la tranquilidad de haber dado todo”, reconoció Derfler.

Sobre su carrera deportiva internacional, explicó que “en realidad cuando iniciamos este camino ya sabíamos que llegaba uno solo y de esa camada llegaron dos (Esteban Tuero y Norberto Fontana). Nosotros en esa época éramos apasionados del automovilismo y cuando empezamos a salir nos dimos cuenta de que era paso a paso. Cuando yo me fui, me fui con una visa de turismo, para probar y me quedé tres años y medio viviendo en Japón”.

“Los resultados no fueron malos, pero la realidad es que no teníamos las mismas herramientas que el resto. El último año que corrí en la Fórmula Nippon me fue mal en los resultados, pero toda la experiencia vivida es única y di todo lo que estaba a mi alcance”, agregó.

Sobre su último año en Japón recordó: “El chasis que elegimos para correr era lento y los resultados terminaron mandando. Si bien tenía cerrado un año más, el equipo a mitad de año perdió un sponsor importante y comenzaron a buscar otro piloto que tenga el apoyo económico que yo no tuve en ese momento”.

“Con el paso del tiempo se va tomando dimensión, pero esa nunca fue mi preocupación. Después hubo otros pilotos buenos con las condiciones pero lastimosamente no tuvieron el apoyo suficiente. Se necesita mucha ayuda económica para llegar, pero igual no hay que dejar de intentarlo”, reflexionó.

Y amplió diciendo: “Hay que intentarlo, nunca hay que dejar de intentarlo. Del karting que son millones saltás a un fórmula que son miles, después vas a la Fórmula 3, ya sea acá o en Europa, que son 100 y después vas a ir a la Fórmula 3000 o F2, que quedan 40, y llegan 25 a la Fórmula 1, pero pese a todo eso no hay que dejar de competir porque es un deporte muy lindo, muy familiar, y donde se valora mucho poder compartir momentos únicos”.

La vida en Japón
Con 21 años Rubén Derfler llegó a Japón de la mano del equipo Pro Racing, que en esa época llevaba adelante las carreras de las principales promesas del automovilismo argentino.

Esos primeros días no fueron nada fáciles.

“En Japón el primer año fue difícil la convivencia. Cuando llegué me dejaron un jueves en el departamento y me dijeron ‘el lunes te venimos a buscar para ir al taller’ y estuve los cuatro días intentando llamar a casa y no pude. Encima la telefonista era japonesa y yo no manejaba el idioma, así que estuve los primeros cuatro días sin poder comunicarme con nadie”, recordó sobre los primeros días.

“Había sido que había que marcar el cero y después poner la característica de Argentina y yo no sabía. A los 15 días, le cuento al equipo lo que me pasó y me da un celular, que acá no había todavía, pero la llamada era muy cara, entonces llamábamos a Estados Unidos y de Estados Unidos a Argentina que era muy barato y ahí llamaba seguido”, comentó entre risas.

El nacimiento de internet le cambió sus días en Japón: “Después apareció el ICQ (primer sistema de Messenger), y un año después explotó internet y ya estábamos más comunicado que cuando estaba acá”, reconoció.

Los nuevos valores
De la nueva generación de pilotos Derfler destacó dos que pueden hacer carrera si consiguen buen apoyo.

“Hoy hay muchos pilotos de karting, pero yo lo veo muy bien a Rudito (Bundziak), que es un piloto muy rápido, que podría soñar, pero el camino desde Argentina se hace muy difícil. Otro que anda bien es Bruno Chiapella, que debutó en la Fórmula Renault, largó adelante y no desentonó. Pero necesitan mucho apoyo para llegar”.

“Es muy difícil hoy conseguir el apoyo económico. Una de las injusticias más grandes fue que Pechito (José María) López no llegara a la Fórmula 1. Argentina y Misiones siempre sacaron buenos pilotos, hay que apoyar más a los pilotos que son talentosos. El talento por ahí lo tenés de nacimiento, pero hay que trabajarlo, entrenarlo y rodearlo de un grupo de trabajo, porque no se llega solo”, reflexionó.

“Quizás yo estuve en el momento y en el lugar indicado para haber quedado cerquita de la Fórmula 1”, contó.

Los amigos y el futuro
Una de las cosas que más resalta Chirola son las amistades que le dejó el automovilismo.

“Los amigos que hacés en el automovilismo son para toda la vida. Con Tom Coronel (piloto del Dakar y del Mundial de Turismo) hace unos 10 días hablamos y me preguntaba sobre la cuarentena tan larga nuestra, y cómo estaban las cosas, él venía de pelear con Bebu Girolami. También charlo con Fontana, con los mecánicos de los equipos que corrí. Fueron tres años maravillosos en Japón y más allá de estar todos compitiendo sabíamos que iba a llegar uno y nos alegraba saber eso y hacíamos fuerza por el que mejor estaba”.

Consultado sobre si se considera un ex piloto, el posadeño contó que “mi hijo Francisco tiene 6 años y capaz el año que viene se suba a un karting, porque me lo está pidiendo, y por ahí me subo yo también para acompañarlo. Nunca me retiré ni me siento retirado, pero sé que hoy tengo que apoyar a mi hijo y buscaremos hacer el mismo camino que hizo mi papá conmigo”.


Los podios

9

Fueron los podios que logró Derfler durante su campaña en Japón: ocho los obtuvo en 1997 en la Fórmula Toyota (con tres victorias) y el restante lo logró en 1998 en el Súper Turismo Japónes.


Las categorías

10

Derfler corrió en la Fórmula Renault, F3 Sudamericana, Fórmula Toyota, F3 Japonesa, Fórmula Nippon, Súper Resistencia, Súper Turismo Japonés, Gran Turismo Japónes, TC 2000, Clase 2.


Los hijos

2

Rubén Derfler (44 años) es comerciante, está casado y tiene dos hijos: Francisco, que tiene 6 años, (“ya me pide subir al karting”) y Lorenzo, de 2 años (“lo veo que va a salir futbolero”).



Subcampeón en Fórmula y campeón en Japón

Rubén “Chirola” Derfler nació el 2 de junio de 1976 en General Ramírez, Entre Ríos, pero desde muy pequeño vive en Posadas.

Se inició en el karting a los 11 años y en 1993 pasó al automovilismo. Corrió en la Fórmula Renault y obtuvo el subcampeonato en 1995. Un año después participó en la Fórmula 3 Sudamericana y en 1997 se fue a Japón y en su primer año se consagró campeón de la Fórmula Toyota.

Luego seguiría en la Fórmula 3 Japonesa, en la que corrió 9 carreras y su mejor resultado fue un 5° puesto en Sugo.

En 1999 llegó a la Fórmula Nippon, escala previa a la Fórmula 1. En esa categoría disputó 10 carreras y su mejor actuación fue un noveno puesto. También corrió en el campeonato de Turismo Japonés, en el Súper Turismo Japonés (hizo podio en la undécima fecha al llegar segundo en el circuito de Fuji).

El apoyo para seguir su carrera a la Fórmula 1 se cortó a fines de 1999, por lo que tuvo que pegar la vuelta. En el 2000 recaló en el TC 2000, categoría en la que participó de 11 carreras y fue octavo en la Copa de los particulares al sumar 67 puntos.


La Campaña

Rubén “Chirola” Derfler
Rubén “Chirola” Derfler
Comenzó a los 11 años a correr en el karting de la Femimoka. Luego de ser campeón Misionero de la categoría 125cc saltó a la Fórmula Renault Argentina.

En 1993 con un chasis Crespi sumó un punto y terminó 37°; en 1994 también con un Crespi finalizó 11° y sumó 35 puntos. En 1995, con un chasis Crespi, logró 5 podios, 2 victorias y 1 pole y alcanzó el subcampeonato con 113 unidades.

En 1996 corrió en la Fórmula 3 Sudamericana (Tom’s 034F-Motor Toyota) y terminó 20° en el campeonato.

Luego emigró a Japón donde estuvo tres años.

1997-Fórmula Toyota (Tom FT20 N°5)
Fecha Autódromo Puesto
1° 20/4/1997 Tsukuba
2° 3/5/1997 Fuji Speedway
3° 4/5/1997 Fuji Speedway
4° 25/5/1997 Sugo (Murata)
5° 29/6/1997 Sendai Highland
6° 3/8/1997 Sugo (Murata)
7° 17/8/1997 Sendai Highland AB
8° 31/8/1997 Fuji Speedway
9° 29/9/1997 Tsukuba 2° (*)
10° 3/11/1997 Fuji Speedway
*Campeón anticipado


1997-Súper Resistencia (Corolla Levin N°72)
Fecha Autódromo Puesto
7° 17/11/1997 Fuji Speedway AB


1998-F. 3 Japonesa (MK Dallara F397 N°16)
Fecha Autódromo Puesto
1° 22/3/1998 Suzuka Racing AB
2° 19/4/1998 Tsukuba 14°
3° 17/5/1998 Mine 12°
4° 31/5/1998 Fuji Speedway 14°
5° 15/7/1998 Suzuka Racing 13°
6° 2/8/1998 Sugo, en Murata
7° 16/8/1998 TI Circuito Aida
8° 6/9/1998 Sendai
9° 25/10/1998 Circuito de Sugo


1998-Súper Turismo Japonés (Toyota EXiV N°68)
Fecha Autódromo Puesto
1° 5/4/1998 Fuji Speedway
2° 5/4/1998 Fuji Speedway AB
3° 10/5/1998 Twin Ring Motegi
4° 24/5/1998 Sugo (Murata) AB
5° 24/5/1998 Sugo (Murata)
6° 21/6/1998 Suzuka Racing
7° 21/6/1998 Suzuka Racing AB
8° 26/7/1998 Circuito de Mine
9° 26/7/1998 Circuito de Mine
10° 16/8/1998 TI Circuito Aida
11° 8/11/1998 Fuji Speedway


1999-F. Nippon (Lola B99/51 N°68)
Fecha Autódromo Puesto
1° 18/4/1999 Suzuka Racing AB
2° 9/5/1999 Motegi 11°
3° 23/5/1999 Circuito de Mine
4° 6/6/1999 Fuji Speedway 17°
5° 4/7/1999 Suzuka Racing 12°
6° 1/8/1999 Sugo (Murata) AB
7° 5/9/1999 Fuji Speedway AB
8° 19/9/1999 Circuito de Mine AB
9° 3/10/1999 Motegi AB
10° 14/11/1999 Suzuka Racing 15°


1999-Gran Turismo Japonés (Mitsubishi N°61)
Fecha Autódromo Puesto
2° 1/5/1999 Fuji Speedway AB
Cuando regreso a la Argentina se sumó al TC2000 en el equipo privado Pierandrei Team, corrió 11 carreras y su mejor resultado fue un 7° puesto en el Autódromo Eduardo Copello El Zonda de San Juan.


2000-TC2000 (Honda Civic VI N°38)
Fecha Autódromo Puesto
3° 23/4/2000 Alta Gracia, Córdoba 10°
4° 7/5/2000 El Zonda de San Juan 16°
5° 4/6/2000 Ciudad de Paraná AB
6° 25/6/2000 Ciudad de Oberá 18°
7° 16/7/2000 Bahía Blanca 15°
8° 30/7/2000 Ciudad de Rafaela AB
9° 20/8/2000 Oscar y Juan Gálvez AB
10° 3/9/2000 San Jorge, Santa Fe AB
11° 24/9/2000 El Zonda de San Juan
12° 22/10/2000 Ciudad de Río Cuarto 20°
13° 12/11/2000 Gálvez de Buenos Aires 17°
Luego corrió como invitado a nivel provincial en la Clase 2 del Misionero de Pista.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina