Mató a su madrastra y lo detuvieron tras una persecución de 40 kilómetros - El Territorio Misiones

Mató a su madrastra y lo detuvieron tras una persecución de 40 kilómetros

Viernes 7 de agosto de 2020 | 06:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Una mujer de 30 años fue asesinada ayer en su casa de Puerto Iguazú y por el hecho detuvieron a su hijastro, quien había llegado al lugar apenas unos minutos antes y en medio de una breve discusión desfundó un revólver calibre 38 cuyo disparo dio en la cabeza de la víctima.

El hecho fue reportado a la Policía exactamente a las 12 del mediodía y sucedió en una vivienda ubicada sobre la calle Vélez Sársfield del barrio Las Leñas.

La víctima es Patricia Mereles (30), quien al momento del hecho se encontraba junto a su hija de 15 años y a su concubino, que además es el padre del presunto autor del hecho, un joven identificado como Jonathan Ariel Da Silva (28), quien fue detenido en horas de la siesta después de una persecución que se extendió por al menos 40 kilómetros.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir El Territorio, Mereles y su hija estaban en el living de la casa esperando para almorzar cuando de forma intempestiva Da Silva llegó al lugar a bordo de su automóvil modelo Chevrolet Onix.

Según relataron las fuentes consultadas, el sujeto ingresó a la vivienda y fue directo hacia su madrastra, con quien mantuvo un entredicho que duró apenas unos minutos y prácticamente sin vacilar gatilló un arma de fuego que llevaba en su cintura.

El disparo fue directo a la cabeza de Mereles y le produjo la muerte prácticamente al instante, en tanto que Da Silva aprovechó para regresar a su automóvil y darse a la fuga del lugar.

Las fuentes consultadas indicaron que mediante las primeras averiguaciones practicadas se supo que durante esa breve discusión  registrada previo al crimen, Da Silva le habría reprochado a su madrastra que ella había estado realizando comentarios en su contra por todo el barrio.

Hasta el momento, ese es el único dato que podría inferir a los pesquisas un posible móvil del crimen.

Bajo esas circunstancias, el caso no encuadraría bajo la figura de un femicidio ya que no mediarían cuestiones de género ni antecedentes de violencia, explicaron las fuentes.

A pesar de ello, los investigadores continuarán indagando con el objetivo de terminar de reconstruir cómo era la relación entre la víctima y su victimario.

Búsqueda y captura
Tras el llamado a la Policía, al lugar acudieron los efectivos de la Comisaría Tercera, quienes constataron la escena e irradiaron el alerta a todas las dependencias de la Unidad Regional V para concretar la captura del sospechoso en fuga.

De esta forma, mientras una comisión iniciaba  las labores periciales en la escena, otros efectivos emplazaban puestos de control en distinos puntos de Puerto Iguazú tendiendientes a detener la marcha del Chevrolet Onix del sospechoso.

Las fuentes detallaron que en primera instancia el rodado fue detectado sobre la ruta nacional 12, aunque Da Silva evadió el control dispuesto por los efectivos de la División Seguridad Vial y Turismo de la Policía, por lo cual se inició una persecución que se extendió por varios kilómetros.

Varios móviles de la fuerza provincial participaron entonces del seguimiento controlado del Onix, cuya fuga encontró su fin en la localidad de Puerto Libertad, cuando el implicado intentó ingresar a una calle terrada ubicada poco antes del puesto fijo Urugua-í de Gendarmería Nacional Argentina (GNA), cuyos efectivos ya estaban al tanto del procedimiento.

Allí, el sospechoso terminó impactando contra una alcantarilla y sus perseguidores no le dieron tiempo a seguir escapando. Lo abordaron y lo redujeron a un costado del vehículo.

El lugar fue preservado hasta la llegada de las autoridades judiciales, entre ellas el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, y el fiscal Horacio Paniagua, a cargo de la Fiscalía de la misma circunscripción, quienes supervisaron las labores policiales.

Fue entonces que el rodado fue requisado y durante el procedimiento encontraron un revólver calibre 38 que muy posiblemente se trate del arma homicida. Según detallaron, el arma tenía en su tambor un total de cuatro cartuchos, tres intactos y una vaina servida.

Tanto el revólver como el celular del implicado fueron inmediatamente incautados y serán sometidos a pericias específicas. Las fuentes indicaron que los exámenes al celular podrían ayudar a obtener pistas que permitan esclarecer la relación del detenido con su víctima y eso, a su vez, podría ser útil para definir el móvil del homicidio.

Respecto al detenido, las fuentes indicaron que no registra antecedentes ni denuncias.

El joven permanece detenido a disposición del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, cuyas autoridades ahora lo citarán a prestar declaración indagatoria.

Se especula que dicha audiencia judicial pueda ser llevada a cabo el lunes próximo y en esa instancia el sujeto tendrá la posibilidad de brindar su versión de los hechos o bien abstenerse de declarar.

Fuentes extraoficiales añadieron que al momento de su detención el implicado expresó que sólo quería asustar a la víctima, declaración que de ser cierta de igual modo carece de validez y deberá ser ratificada judicialmente.

El cuerpo de la víctima, en tanto, fue trasladado hasta la Morgue Judicial de Posadas para el correspondiente examen de autopsia, cuyos resultados podrían conocerse hoy. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina