Liga Posadeña: Mitre revirtió la serie ante Huracán y está en la final

Sábado 20 de julio de 2019 | 19:45hs.
El Auriazul se hizo fuerte en Villa Sarita y se quedó con el clásico ante el Globo. | Foto: Facundo Correa
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar

Bartolomé Mitre fue, como comúnmente se dice en el mundo del fútbol, más pillo que su rival para quedarse con la victoria y convertirse nuevamente en finalista de la Liga Posadeña.

Luego de la polémica que se generó por la protesta del Auriazul ante Huracán en el duelo de ida de las semifinales, el equipo dirigido por Bruno Smorczewski supo pegar en los momentos clave del partido revancha, se impuso 4-1 y dio vuelta la serie en cancha de Guaraní para avanzar a la final del torneo Apertura, instancia en la cual se volverá a ver las caras con el tricampeón Sporting de Santo Pipó, que dejó en el camino a La Picada en la otra semi. 

Si bien el resultado final terminó siendo justo por lo hecho a lo largo de los 90 minutos, el mérito de Mitre para quedarse con la victoria estuvo en el oportunismo y la contundencia que tuvo en los primeros minutos del partido disputado ayer por la tarde en cancha de Guaraní, en la cual el local fue Huracán.

El Globo llegaba confiado con el 1-0 conseguido en la ida en cancha de su clásico rival, pero sufrió y mucho la ausencia de su arquero titular Javier Galeano, quien estuvo en el ojo de la tormenta durante la semana debido a la protesta presentada por Mitre por su mala inclusión. La dirigencia y el cuerpo técnico de Huracán no quisieron correr el riesgo de un nuevo reclamo y lo terminaron pagando caro, ya que a Laurindo Glanzel, el reemplazante del portero titular, se lo vio nervioso desde el arranque y fue protagonista en tres de los cuatro goles del conjunto ganador. 

De todos modos, el Globo se hizo dueño del balón en los primeros minutos y contó con algunas chances desde los pies de Báez y de Gastón Gómez. Hasta los 20 minutos del primer tiempo el partido era favorable al equipo que jugó como local, pero una infracción contra Lucas Sotelo dentro del área de Huracán comenzó a inclinar la balanza. 

Ulises Silveira, que el próximo miércoles debe sumarse a la pretemporada con Crucero del Norte para el Federal A, cambió el penal por gol con algo de suspenso y puso el 1-0 para Mitre que a esa altura igualaba la serie.

Y uno de los momentos clave llegó dos minutos más tarde, cuando Claudio Fileppi sacó a relucir toda su experiencia y colocó un tiro libre por encima del arquero de Huracán, que claramente se vio sorprendido porque esperaba el centro al área y no el tiro al arco. Ese fue un golpe muy difícil de asimilar para el Globo, que de estar ganando la serie 1-0 y controlar el partido revancha en el arranque, se vio con una sorpresiva desventaja que nunca más pudo revertir. 

Si el panorama era complicado a esa altura para los dirigidos por Tigre Fernández, la historia se puso aún más cuesta arriba sobre el final de esa primera etapa.

Otra vez Fileppi aprovechó su buena pegada en un córner para complicar a Glanzel, quien no pudo contener el centro cerrado y le dejó el balón servido a Sánchez Ocaña para el 3-0 con un cabezazo.

Sin hacer demasiado y apoyándose en la jerarquía y experiencia de jugadores como Comes, Fileppi y Ocaña, Mitre se fue al descanso con un 3-0 que le daba el pase a la final y dejó envuelto a todo Huracán en una crisis de nervios.

Luego del descanso, el Globo salió dispuesto a revertir la historia con los ingresos Canita Martínez y Roque Galeano y la esperanza renació con el gol de Gastón Gómez antes del cuarto de hora.

Con el 3-1, Huracán estaba a sólo un gol de mandar la historia a los penales, pero el destino y Sánchez Ocaña tenían preparado otro final para el clásico de Rocamora.

A los 27 del complemento, el experimentado delantero obereño aprovechó una duda entre el arquero y uno de sus defensores y la punteó con su pie izquierdo para decretar el 4-1 definitivo que liquidó el pleito.

Faltaban más de 15 minutos, pero Huracán estaba derrotado anímicamente por todos los golpes recibidos en un partido parejo que se definió, justamente, por la contundencia y la vivez de los jugadores de Mitre en esos momentos determinantes. Fue 4-1 (4-2 en el global) para Mitre, que sacó adelante una serie complicada ante el su clásico rival de Rocamora y tendrá revancha frente a Sporting, que fue su verdugo en las últimas dos definiciones del fútbol capitalino y busca el tetracampeonato.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina