“Hasta no ver a Santa Cruz pagar por lo que hizo no voy a estar tranquila”

Domingo 16 de febrero de 2020 | 06:30hs.
Irene vive junto a sus hijos Lucas (21) y Fabián (23) en un departamento de Villa Cabello. | Foto: Nicolás Oliynek
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

A pocos días de cumplirse el cuarto aniversario de la muerte del inspector de tránsito posadeño Ramón ‘Topo’ Cabrera (53), quien fuera atropellado mientras manejaba su motocicleta el 31 de enero de 2016 en avenidas Quaranta y 115 de la capital provincial por un automóvil conducido por la abogada y ex Miss Argentina Rocío Santa Cruz, la familia del fallecido volvió a tener novedades judiciales en torno a una causa paralela que se abrió en contra a la automovilista. 
Y es que el titular del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas, Ricardo Balor, elevó a mitad de esta última semana a juicio el expediente iniciado a finales de 2018 contra Santa Cruz por desobediencia judicial. 
A partir de esta última acusación y tras una nueva pesquisa  se hallaron distintos elementos que comprobaron que la mujer se ausentó del país sin respetar la prohibición que le había impuesto el titular del Juzgado Correccional y de Menores Dos de Posadas, César Jiménez, en paralelo con la sentencia condenatoria por homicidio culposo que se le fue impuesta en el juicio por la muerte del inspector. 
Es por ello que ahora el expediente fue remitido a la Justicia Correccional, que deberá pautar fecha para la realización de un nuevo debate en contra la ex Miss Argentina, ya que se trata de un delito que, en caso de hallarla culpable, contempla una pena menor a los 6 años de prisión efectiva. 

“No me consuela nada”
Sobre la novedad judicial, El Territorio entrevistó a Irene Pare (49), viuda de Cabrera, quien a pesar de los años y las distintas idas y vueltas que tuvo el proceso judicial en contra de Santa Cruz, sigue con la firme convicción y esperanza de que la responsable por la muerte de su esposo tendrá el castigo que merece. 
En su departamento de Villa Cabello, donde vive desde hace ya muchos años junto a sus hijos Fabián (23) y Lucas (21), la mujer no ocultó sus sensaciones tras la última noticia. 
Si bien admitió que sus hijos ya prácticamente tienen pocas esperanzas de que la abogada pueda cumplir años en prisión por lo sucedido, ella confía en Dios y en que se hará justicia por lo sucedido. 
“A mí ya no me consuela nada, cuatro años viví así y sé que me metí en la cabeza que Topo no va volver más. Y que ella sea tan cara dura de andar tan normalmente por la calle es algo que no puedo entender. Nosotros, si hacemos eso o nos burlamos de la Justicia, vamos presos sí o sí. Para mí ella tiene que estar presa, no sólo de mi familia se burló sino también de la Justicia”, remarcó con firmeza Irene. 
“Mi familia no le tiene bronca, porque vivimos en paz y para eso no tenemos que tener bronca. Pero no quiero que nadie se acerque a ella ni a su entorno. Ni que ella o su entorno se acerque a nosotros, el tiempo que tuvo para hablar con nosotros ya pasó”.
Al ser consultada por la posibilidad de que se realice este año el nuevo debate, la mujer contestó: “A mí me gustaría que salga el juicio para ver qué ella dice, por ahí a mis hijos les calme que ella esté presa por lo que hizo. A mí el tema de verlos a ellos tranquilos es la mejor paz que puedo llegar a tener”. 
“Yo pensé que nunca me iba a tocar algo como esto, pero me tocó y es una lucha. Hasta no ver a Santa Cruz pagar por lo que hizo no voy a estar tranquila. Es más por mis hijos, por un dolor que ellos sienten”. 
Por otra parte comentó: “Ella destruyó todo lo que en años construimos como familia. Ella todo eso lo hizo en una noche de alcohol, de inconsciencia. Lo único que Santa Cruz no va sentir es el dolor de una mamá y el dolor que yo siento”.
Por último, agradeció a todas aquellas personas que la acompañaron a fines del año pasado, cuando cayó en una crisis depresiva debido a la falta de trabajo que padeció en su momento y añadió que hoy en día se siente más que en deuda con aquellos que le dieron una mano en tan dificil situación. 
En ese sentido, la mujer comentó: “Ojalá que mi hijo más chico pueda conseguir trabajo dentro de poco. Hace unas semanas se habló de la posibilidad de poder gestionar una entrevista con el actual intendente, aunque luego eso no concretó. Espero que él cuando lea esta entrevista pueda ayudarme a mí y a mi hijo, que necesita trabajo”.

Desobediencia

Una de las pruebas que complicó a Santa Cruz en la acusación por desobediencia judicial fue un informe de la aerolínea Latam referido a la lista de pasajeros que el martes 25 de diciembre de 2018 abordaron el vuelo 2422 con destino a Lima (Perú) desde el aeropuerto internacional de Asunción, Paraguay. Se determinó que la posadeña ocupó el asiento 24 de la fila B, al lado de su pareja, a quien le asignó el 23 B. En ese país hizo los trámites de salida con el pasaporte aunque Migraciones de Paraguay no halló registros oficiales de su ingreso. Se cree que fue por el puente San Ignacio de Loyola, Formosa, el 22 de diciembre, junto a su acompañante, aunque en su caso de manera ilegal para que no se alerte informáticamente el impedimento.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina