“Es complicada la situación del gobierno por falta de diálogo”

Viernes 23 de agosto de 2019
Por Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

La coyuntura actual no da respiro y las repercusiones de la crisis, también. Con la economía al rojo vivo, la sociedad padece las consecuencias de la denominada “tercera ola neoliberal”. En esos términos se refirió el sociólogo y politólogo Pablo Villarreal, quien brindó ayer una charla denominada  “nueva ola neoliberal en América Latina: reflexiones entre la economía y la ideología”, en la filial del banco Credicoop (San Martín 2.052, Posadas).
“Veo una situación muy complicada para el gobierno por la falta de diálogo”, planteó el también becario doctoral Conicet, en diálogo con El Territorio. Y apuntó que serán altos los costos que pagarán la gestión gobernante y la sociedad ante la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Avance neoliberal
En términos históricos, el regreso del liberalismo en términos políticos, económicos y su dimensión social, retrotrajo hacia la década del 70 y marcó buena parte de la historia. Según indicó Villarreal, “en buena parte del continente americano se vive una tercera fase del neoliberalismo denominado punitivo y que busca justificar su propia crisis mediante una mayor demanda de mano dura, de punición sobre los actores sociales”.
Indicó que esa noción responde a demandas de los sectores más conservadores de la sociedad, que exigen mayor seguridad y que constituyó uno de los principales discursos que propuso Cambiemos como parte de su campaña.
Planteó que existe una coincidencia que desde 2013 se percibió el avance del neoliberalismo y que “varios sectores necesitaban de una expresión política que los aglutine, y encontraron en Cambiemos esa ideología”. 
Tras la victoria de  Mauricio Macri en 2015, indicó que se construyó una alianza clave entre empresarios, ruralistas y banqueros para sostener al actual mandatario y que hoy “se rompieron lazos dado que se tocaron intereses que terminaron perjudicando”.

La lectura social de la crisis
Días atrás, el gobierno nacional lanzó una batería de medidas para paliar los efectos de la crisis. Tales medidas generaron voces disidentes en el arco político y, sobre todo, en los mismos aliados que tejió Nación para sostenerse en el poder.
Villarreal hizo una evaluación sobre ello y sentenció  que “se pensó en beneficiar a algunos sectores, pero terminó perjudicando a otros que fueron aliados, como las petroleras y los gobernadores, que se manifestaron en contra de tales iniciativas y derivó en múltiples rechazos”.
Añadió que “Macri demostró que no dialogó con las últimas medidas y mucho menos tomó consciencia de lo que estaba en juego, ya que la aplicación de esas normativas afectó y dañó las relaciones que se construyeron, con grupos que eran capaces de negociar”.
También consideró que hay una fuerte apuesta de la polarización como eje de campaña, cuyos posicionamientos están bien delimitados.
“Se construyó un discurso que el estancamiento económico de 2015 era sinónimo de crisis, pero no lo era. Ello jugó en la campaña y se construyó un ideologema -repetición de una idea- en que íbamos camino a Venezuela y se tomó esa idea para tomar la decisión política y económica del ajuste”, analizó. 

Perspectivas a futuro
Restan poco más de dos meses para los comicios generales y el panorama es de incertidumbre en todos sus aspectos. Ello generó que la economía tome el mando y se marcó como un eje que cobrará notoriedad para lo que resta de la campaña.
En este sentido, el politólogo reflexionó: “Veo una situación complicada para el gobierno, porque para articular con los grandes sectores, de mayor peso social, tiene que romper otro tipo de alianzas que, en el afán de intentar recuperar la confianza de la gente, terminó tocando las relaciones que mantenía con el Fondo Monetario Internacional y sus aliados, que de alguna manera lo sostuvieron en el poder”.
También planteó que la gestión Macri pagará altos costos políticos por la aplicación de medidas neoliberales y que destruyeron la confianza de quienes apostaron por ese modelo de gobierno.
“El FMI le dio el préstamo más alto de toda su historia y Macri falló y les falló, pero no solamente al organismo, sino a todos los aliados que creyeron el discurso y plataforma electoral y económica de esa administración”.
Explicó que los compromisos asumidos en materia de deuda son elevados, serán costosos de pagar en el próximo lustro y que condicionarán completamente la gestión del siguiente gobernante. 
Como conclusión, Villarreal consideró que el macrismo pagó caro la aplicación de políticas neoliberales y que “hoy se aplican límites marcados a la aplicación de este tipo de políticas, ya que hay sectores sociales que tienen resistencia y que en eso se basa la construcción de políticas de ahora en más”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina