El techo ecológico como opción para el hogar

Lunes 14 de octubre de 2019 | 10:36hs.
Martín González junto a su compañera colombiana, Luz Valderrama mostrando la casa ccon techo ecológico | Foto: Carina Martínez
En los últimos años son varios los factores por los cuales las familias buscan nuevas alternativas que les ayuden a hacerle frente a los altos costos económicos y al cambio climático al momento de construir una vivienda. En este caso, más allá de cumplir un sueño, propietarios de la Reserva Yaguaroundi escogieron edificar una casa de piedra con el novedoso techo ecológico que le otorga al hogar un ambiente fresco en verano y cálido en invierno, restándole varios ceros al costo final del proyecto.

La construcción se encuentra inmersa entre la fauna y flora que es protegida en la superficie que conforma la reserva privada ubicada dentro del departamento de Guaraní, a poco más de cuatro kilómetros de la ruta nacional 14. Desde que llegaron a Misiones, con el sueño encantado de convivir con la selva y preservarla, Martín González, hoy junto a su compañera colombiana, Luz Valderrama, buscó alternativas que no solo bajasen el costo de la obra sino que otorgue otros beneficios, fue así que al recorrer las hectáreas de tierra se dio cuenta que existían muchas piedras y maderas que habían sido taladas anterior a su llegada y no podían ser desperdiciadas.

Manos a la obra Inspirado en la casa en la que vivían sus padres en España, comenzó a diseñar los planos, siendo coherente con los principios de conservación, buscando que la construcción esté de acuerdo con el entorno, tal es así que algunas aves construyen sus nidos en los aleros. Una vez finalizada la etapa de proyección comenzaron a recoger de la naturaleza las piedras que fueran suficientes como así también las maderas. Con la ayuda de un artesano de la localidad, adecuaron las piezas para lograr un diseño que, si bien es rústico, quedase agradable a la vista.

Este minucioso trabajo -y al no contar con los recursos económicos suficientes para adquirir la totalidad de los materiales necesarios- hizo que la vivienda esté finalizada en un periodo de tres años. La mezcla para unir las piedras fue realizada con cemento al 3x1 y para darle una mejor apariencia aplicaron en las paredes del interior una terminación que trasmite un aspecto liso sin alejarse de la forma natural de las rocas, que es acompañado por el amoblamiento de los distintos espacios realizados también mediante el aprovechamiento de troncos de madera. Si bien este tipo de construcción no es extraña, la familia decidió darle una impronta propia que torna a la edificación única en la zona: consiste en su llamativo techo ecológico.

Descripción de la foto
Martín González junto a su compañera colombiana, Luz Valderrama, en el interior de la vivienda de piedras. | Foto: Gentileza

Al respecto Martín González explicó a El Territorio que “se aplicó un techo verde sobre la casa, un jardín vegetal sobre una capa de tierra, y esto aparte de ser más económico, porque las chapas de zinc son muy caras, es aislante térmico. Dentro de la casa, en verano, hay hasta siete u ocho grados menos de temperatura que afuera y en invierno es cálida”. Uno de los aspectos a tener en cuenta al momento de optar por esta alternativa, tiene que ver con el tipo de plantas que serán colocadas y cumplirán la función de aplacar las altas temperaturas. Estas deben ser de raíces cortas por los pocos centímetros de tierra. En este caso la tierra fue colocada sobre tres capas de plástico reciclado tipo backlight.

Otro de los puntos importantes es la pendiente del techo, para evitar que la tierra erosione con las lluvias debe ser poco pronunciado. La parte interna es igual o similar a la de cualquier otra vivienda con los respectivos tirantes y cielorraso. El esfuerzo vale la pena En lo que respecta a la durabilidad de una casa -en comparación con las de tipo convencional- está garantizada para varias generaciones, no se deteriora fácilmente, no tiene humedades y las piedras pueden encontrarse de forma gratuita. Su estética puede acompañar distintos tipos de ambientes, así sea en la zona urbana, como en medio del monte.

“Acá está rodeada de selva, está perfectamente mimetizada acompañando el entorno natural, un sendero de orquídeas y plantas de flores nos permiten ver desde el interior a mariposas y colibríes, pero más allá de todo ese espectáculo, si pensamos que cambiar los techos, en especial en las ciudades, ayudaría mucho a frenar el calentamiento global por el efecto positivo de las plantas” señalo Martín.

La idea puede ser aplicada fácilmente y de forma natural tornar más agradable los ambientes, en este caso, sumando lo ancho de las paredes, en el interior de la vivienda la sensación es muy agradable, el aire es más fresco en comparación a cualquier otra vivienda que está ubicada en el mismo o similar entorno. Así como el aumento térmico otro factor climático que suele perjudicar a las viviendas tiene que ver con el granizo y los vientos, que suelen arrasar con los techos.

En este caso la familia asegura que las plantas no sufrirán daños con las severas inclemencias del tiempo por la estabilidad de la tierra. “Nosotros sí recomendamos el techo verde desde nuestra hermosa experiencia, se debe tener información o conocimientos para ponerlo en práctica y aprovechar los materiales que nos brinda la región, como la tierra, las piedras y poca inversión en maderas, que redunda en la tala de árboles. Es ser amigos y coherentes con la ecología, los techos verdes resultan una opción de calidad de vida ecológica y económica” finalizó Luz Valderrama.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina