El Hogar de Día tiene cada vez más demanda de niños de clase media

Jueves 13 de junio de 2019 | 00:05hs.
Violencia intrafamiliar, alcoholismo o pobreza, algunos problemas por los que se pide asistencia allí. | Foto: Natalia Guerrero

Por Esteban Bueseck interior@elterritorio.com.ar

El Hogar de Día de Posadas vio incrementada su población en los últimos tiempos. Ahora no sólo asisten a niños en situación de calle o en extrema pobreza sino que comenzaron a acercarse el centro de avenidas López Torres y Comandante Rosales cada vez más familias de clase media. Una de las variables que manejan las autoridades del lugar es la situación económica de la población. Así, se pasó de unos 90 a 120 niños asistidos.
Consultado por El Territorio al respecto, Samuel López, director del centro, refirió que barajan dos hipótesis para el incremento de asistentes: “Una es la situación propia de crisis económica del país, en que no sólo las clases bajas están resentidas, sino también la clase media”. En esa línea comentó: “Tuvimos situaciones de personas de clases altas que se acercaron al hogar a pedir ayuda en forma espontánea por casos de violencia, consumo de sustancias y también tuvimos derivaciones de la Justicia para atender situaciones puntuales. Esa una de las conjeturas que manejamos y otra es que el Hogar de Día está siendo más conocido en los ámbitos de toma de decisión que trabajan con infancia y adolescencia y confían con nuestro trabajo”.
Pobreza y hacinamiento en los hogares son las principales causales por las que estos menores de edad terminan siendo habitués del hogar. Sin embargo, las problemáticas son de lo más diversas y hay casos de chicos con padres alcohólicos, abusados o que fueron abandonados. “En definitiva, es un espacio en el que buscamos garantizar los derechos y que el niño se sienta cómodo y que quiera asistir al lugar, porque no es obligatoria la asistencia, por eso buscamos todos los mecanismos para que ellos puedan venir y que sea un lugar agradable”, expuso.
“Les brindamos todo tipo de apoyo, desde médicos, psicólogos y psicopedagogos hasta seguimiento escolar, recreación, deportes, se relacionan con sus pares, pero por supuesto que todos los que asisten la están pasando mal en algún aspecto de su vida, porque son situaciones de vulnerabilidad, abuso, maltrato, deserción escolar, desnutrición, consumo de sustancias”, indicó López.
El grupo mayoritario de niños y adolescentes vulnerados concurre por la mañana y por la tarde la entidad que depende de Salud Pública trabaja con las escuelas a las que van los niños.

En la calle
Por otra parte, el encargado del espacio en Posadas destacó que se registró una disminución de niños en situación de calle y actualmente se atiende a unos cinco o diez por día.
“Es un número muy bajo con respecto a nuestros inicios en 2009. Pero si bien hay chicos que todavía están en situación de calle, ya los conocemos, los atendemos, están con nosotros de día, así que durante el día al menos están alejados de los factores de riesgo que ofrece la calle. Por ahí hay situaciones que no se pueden revertir, pero sí hay una disminución del daño. Y todo se concentra en el microcentro, porque es un lugar donde ellos pueden ejercer la mendicidad porque hay mayor oferta”, sostuvo.
“Después, eventualmente durante el día nos encontramos con chicos en la feria franca de Santa Rita, en el Mercado Central y en determinados semáforos, como el de Urquiza y San Martín. Lo bueno es que ahora ellos mismos se acercan al hogar porque saben que es un espacio donde pueden encontrar ayuda. Hay un caso de un chico que la madre lo abandonó y se fue a Buenos Aires y con él lo que estamos haciendo es trabajar la cuestión de la identidad, conseguirle el documento, asistirlo en la escuela y ahora estamos tratando de contactar a la madre para ver si es posible la revinculación, pero él tiene ganas de superarse. También hay chicos con problemas de base, con enfermedades mentales a quienes le administramos la medicación”, detalló.

En agosto abre la sede en Oberá y proyectan dos hogares más

Este año, el modelo de atención sociosanitaria del Hogar de Día cumplirá diez años en Posadas y cinco en Puerto Iguazú. En ese marco se decidió que agosto, Mes del Niño, sea el que se inaugure el nuevo Hogar de Día que prestará servicios en la zona Centro de Misiones. El edificio ya está finalizado en el barrio Villa Svea y además de contener a vecinos obereños, se buscará que el sitio sea de referencia en las comunas que rodean a la Capital del Monte.
“En Oberá vamos a trabajar con muchas familias que son tareferos y con Niñez de la Municipalidad estamos haciendo un diagnóstico para relevar los casos, asimismo con zona Centro y Uruguay de Salud”, señaló Samuel López, titular del hogar capitalino.
“Hay un grupo importante de iglesias evangélicas con quienes también estamos trabajando así que creemos que va a ser muy interesante y productiva la labor porque el municipio cuenta con soportes institucionales. Así que la idea es acercarnos también a los siete u ocho municipios que están próximos a Oberá como nos ocurre acá en Posadas con Candelaria y Garupá”, agregó.
Por otra parte, López develó que tienen en carpeta la edificación de dos hogares más. “Hay una decisión política de construir hogares de día en San Vicente y San Pedro. En San Vicente elegimos un terreno donde no sólo queremos implementar el sistema de Hogar de Día sino también de granjas, paseos y recorridos y también pasa un arroyo por el terreno, así que sería un lugar más terapéutico. Y en San Pedro elegimos un terreno que está ubicado en la zona céntrica, próximo al hospital, escuelas”, contó López. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina