El Gobierno envió al Congreso el proyecto de reperfilamiento de deuda

Viernes 20 de septiembre de 2019 | 07:20hs.
La iniciativa prevé una extensión en los plazos de pago de los bonos emitidos bajo ley argentina. Incluirán una cláusula antifondos buitre.
El Gobierno envió ayer, jueves por la tarde, al Congreso el proyecto de ley que establece una extensión de los plazos de pago de los bonos de mediano y largo plazo que están regidos bajo la legislación local. Forma parte del proceso de reperfilamiento de deuda que anunció el ministro de Hacienda Hernán Lacunza a fines de agosto.

Fuentes del Palacio de Hacienda confirmaron a TN.com.ar que la iniciativa ingresó a través de la Cámara de Diputados para su tratamiento en comisiones. A principios de septiembre, el oficialismo había anunciado el inicio de negociaciones con los bloques opositores para intentar consensuar el contenido del proyecto.

"Este proyecto habilita al Ejecutivo a entablar una negociación. Da una señal de que la eventual discusión de la deuda se hará en un marco voluntario y de racionalidad", explicó el Gobierno en un comunicado.

La iniciativa prevé la inclusión de cláusulas de acción colectiva (CAC) en los prospectos de los bonos bajo ley argentina que servirán para evitar que existan holdouts -como los fondos buitre-, una vez que el Gobierno llegue a un acuerdo con una cantidad mayoritaria de tenedores de esos títulos públicos. La CAC "establece que si el 66% de los bonistas acepta la propuesta de reperfilamiento, el resto debe acatar, con un mínimo de 50% por especie (tipo de bono", explicó Hacienda.

"El problema hoy es de plazos, por eso se está pensando en una extensión 'amigable', no es un cambio en las condiciones de los bonos. Hay que dar una señal hacia el futuro. Los mercados muestran que hay mucha incertidumbre y con esto vamos hacia un mecanismo racional", consideró la cartera económica.

La reestructuración de los pasivos que anunció el Gobierno incluye cuatro patas. La primera, que ya se implementó, es la extensión en los plazos de pago para la deuda de corta duración, como las Letes, Lecap, Lecer y Lelink. Estas letras se pagan, para las personas jurídicas, en un 15% el día del vencimiento, un 25% tres meses después y el restante 60% seis meses después de la fecha original. Para las personas humanas no hubo modificación.

En segundo lugar, el Gobierno activó una ronda de charlas con bancos internacionales para negociar con tenedores de bonos de mediano y largo plazo que hayan sido emitidos bajo ley extranjera. Esto significa que los tribunales para dirimir algún litigio son, generalmente, los de Nueva York o Londres.

En ese sentido, Hacienda apuntó que "sería razonable trabajar en paralelo con ambas legislaciones. En primer lugar, porque hay superposición de tenedores, y por otro lado, porque los riesgos de liquidez en el corto plazo están más asociados con la ley argentina. Resolver ambos frentes es necesario. Trabajar solamente con la ley extranjera no resuelve el problema".

Luego, el reperfilamiento incluye también bonos que están regidos por la legislación local, abarcados en el proyecto enviado al Congreso. Por último, el Poder Ejecutivo anunció que iniciará un proceso de renegociación de los plazos de devolución del crédito al FMI. El objetivo de fondo es descomprimir el calendario de vencimientos de deuda de los próximos meses.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina