Drogas e imprudencia, las claves de la banda a la que le atribuyen 8 atracos

Sábado 18 de enero de 2020 | 06:00hs.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Una accionar temerario, sin mucha audacia, nada profesional. La banda que fue atrapada el jueves luego de cometer tres asaltos dejó un reguero de pruebas que podrían señalarlos por otros hechos similares ocurridos en diferentes puntos de Posadas y que quedaron en evidencia con la rápida respuesta policial.

Como informó este medio en la víspera, los investigadores policiales y judiciales consideran que la organización delictiva también cometió dos asaltos a farmacias ocurridos sobre la avenida Uruguay el 3 y el 9 de enero. Es que el modus operandi se repite: golpes rápidos a cara descubierta, donde se valen de la superioridad numérica y utilizan armas blancas.

Sin embargo, no serían los únicos y varias dependencias de la Policía de Misiones ya empezaron con los relevamientos de los hechos ocurridos en su jurisdicción, para que converjan en una sola investigación y no se tramiten en sumarios independientes.

Según pudo saber El Territorio con fuentes ligadas a la pesquisa, también están en la mira otros tres hechos similares cometidos en el mes de diciembre, donde los puntos elegidos fueron farmacias y un supermercado chino ubicado sobre la avenida Rademacher. Todo deberá ser corroborado por los testimonios y -en caso de que exista- el material fílmico de los comercios.

Es decir,  en principio hay ocho los golpes atribuidos a la banda, aunque con el avance de los días ese número podría bajar o aumentar.
Al parecer, las farmacias no son un blanco azaroso. Se supo que en el robo al farmacéutico los implicados, además del auto y el dinero, se llevaron medicamentos. También que en el allanamiento que se hizo posterior a sus detenciones se encontraron jeringas y agujas, por lo que todo indican que los fármacos eran utilizados como alucinógenos.
 
En ese estado, consideran los investigadores, salían a atacar, lo que explicaría su imprudencia. “Alguien que es profesional no actuaría nunca de esa forma”, analizó un especialista. 

El chino

Con menos certezas aparece en la lupa el robo al chino, ubicado también sobre Rademacher, zona donde operaba la organización desmantelada. En ese entonces fueron dos los asaltantes, quienes actuaron a cara descubierta y -según la denuncia- con armas de fuego. Luego de reducir y amenazar a los trabajadores y clientes que allí se encontraban, se alzaron con 50.000 pesos.

Como informó este medio oportunamente, todo ocurrió el sábado 28 de diciembre, cerca de las 21.30. Los sujetos, con remeras y gorras negras ingresaron y se dirigieron directamente a las cajas, donde anunciaron que se trataba de un asalto. Le dijeron a los presentes que se agachen y cerraron el portón de ingreso. 
Además del monto en efectivo, los malvivientes se hicieron con varios celulares y otros objetos de valor.

Sobre todos los elementos recolectados, el juez Juan Manuel Monte deberá establecer el rol de cada uno en la estructura criminal. Si bien en un principio se informó que eran siete, ayer se conoció que en la casa allanada había una pareja que también fue aprehendida, por lo que el número de los detenidos llegó a nueve. 
Todos serían trasladados a audiencia indagatoria en la jornada del lunes, donde designarán abogado defensores, serán notificados formalmente sobre los motivos de su detención y tendrán la posibilidad de dar su versión de los hechos, si es que así lo prefieren. 

El porteño y los hechos previos

Los más comprometidos son Germán Antonio R. (32), Sebastián Jorge R. (22), Mariano Alberto R. (27), Lucas Javier C. (24), Héctor Javier R. (44), Alexander Enrique C. (22)  -todos de Posadas-, Eduardo A. (27), domiciliado en Garupá y Lucas Miguel B. (35), de Lanús, Buenos Aires.

Los mismos fueron descritos como “la banda del Porteño” por la participación del último de los mencionados, cuya identificación fue clave para dar con el resto del grupo, debido a que ya estaba en el radar de los pesquisas por sendos  robos a farmacias ocurridos sobre la avenida Uruguay.

El último de ellos ocurrió el 9 de enero, en horas de la noche. Según la denuncia de la empleada del local, tres sujetos ingresaron al lugar y tras amenazarla se hicieron con 18.000 pesos de la recaudación,  su teléfono celular y joyas de oro y plata. Los mismos se valieron de un cuchillo de grandes dimensiones.
En tanto, el 3 de enero, en otra farmacia de la avenida Uruguay y cerca de las 19.20, dos jóvenes ingresaron al local y redujeron a la empleada, que estaba sola, para hacerse con el dinero de la caja. Luego huyeron y, según la denuncia, se subieron a un remís en el que habían otras cuatro personas. 
El remisero fue atrapado tiempo después. 

En cifras

$8.500

Al farmacéutico, además del auto y medicamentos, los delincuentes le extrajeron 8.500 pesos. El hecho fue denunciado al 911 a las 8.38.


Tres asaltos en una hora, el raid de la banda

Primera llamada


A las 8.38 un farmacéutico llamó al 911 y denunció que cuatro malvivientes lo habían asaltado cuando se presentó en su local comercial para abrirlo. El hombre denunció que portaban cuchillos y que se hicieron con 8.500 pesos, medicamentos y su auto Renault Clio azul.

Filmados


A las 9.00 de la mañana, en el Clio llegaron a un local de venta de celulares ubicado sobre la avenida. Eran cinco, pero en el vehículo se quedó quien manejaba. Los delincuentes simularon ser clientes, pero rápidamente mostraron sus intenciones e hicieron ademanes para simular que llevaban armas de fuego. “Al piso que les quemo”, dijo uno y mandó a las dos empleadas y otra chica que estaban ahí. Se alzaron con varios teléfonos, entre usados y nuevos, objetos de valor y dinero. El robo, que quedó captado por las cámaras de seguridad, duró apenas dos minutos.

Repartidor de pan


En el barrio A 3-2, cerca de las 9.40, fue abordado un repartidor de pan, que se bajó de una Renault Traffic para cobrar en unos locales sobre la avenida Palmeras. Los delincuentes, que seguían con el Clio, se bajaron y exhibieron nuevamente su cuchillo y anunciaron que estaban robando: “Estos es un afano”. Se llevaron una billetera que tenía entre 1500 y 2000 pesos

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina