Caso Mirian Cubas: “Sólo les pido a los miembros del tribunal que piensen en mi familia”

Domingo 21 de julio de 2019 | 06:30hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Durante la jornada de mañana se dará a conocer el veredicto de los magistrados del Tribunal Penal Uno de Eldorado en torno al debate oral y público que investiga el homicidio de Mirian Cubas, una estudiante de 16 años que fue ultimada a golpes y de varias puñaladas el 7 de abril de 2015 en un pinar de la localidad de Puerto Piray.
En el marco de este juicio, el pasado jueves 4 de julio se realizó la última jornada en donde se expusieron los alegatos, tanto de la querella, la fiscalía, como así también de los abogados defensores de los tres imputados que tiene el caso: Ariel David ‘Chinchulín’ Cardozo (24), Enzo Javier Alvez Da Silva (20) y Cristian Javier Vargas (22).
En dialogo con El Territorio, Ricardo Cuba, padre de Mirian, no ocultó su enorme expectativa por el fallo y comentó que el acompañamiento de sus familiares y amigos son más que importantes en este momento para aguantar el nerviosismo y la tensión.
Luego no ocultó su critica ante la calificación hecha por el fiscal Federico Rodríguez, ya que en contraposición a lo expresado por éste último en sus alegatos, considera que el hecho si fue cometido con alevosía.
“La fiscalía dijo dice que lo sucedido con mi hija no fue con alevosía. A una mujer indefensa, que la ataquen como la atacaron ¿les parece de verdad que no fue con alevosía? No me vengan a decir que una persona no puede ser atacada de esa manera. Ya que le quiten la vida a una persona es un acto alevoso y la fiscalía no puede desconocer eso”, comentó enojado Ricardo quien agregó que espera poder confiar en la justicia después del veredicto de mañana.
“En qué justicia voy a creer si no se toma con seriedad lo que pasó”, arremetió el entrevistado quien luego añadió: “yo perdí una hija, una estudiante con buena conducta y lo único que espero es que la pena sea grande. De todas maneras si la verdad no se conoce ahora yo sé que va a llegar el momento en que voy a encontrar el ovillo y se va esclarecer lo que pasó”.
En relación a los cuatro años de espera para que el caso sea ventilado en instancia de debate de juicio oral, Ricardo recordó: “se esperaron cuatro años para que el caso se entorpezca. Yo perdí una hija y lo único que espero es que esto se resuelva”. 
Después dijo: “Sólo les pido a los miembros del tribunal que piensen en mi familia. Que piensen en el dolor de una familia. Ellos tienen familia igual que yo. Soy un laburante que siempre trabajé para mis hijos. Yo no quiero un arreglo, solo pido que se interprete el sacrificio del que no tiene y que se haga justicia”, pidió desesperado Ricardo.

Distintas consideraciones.
Durante la jornada de alegatos, las partes expresaron sus valoraciones en relación al material probatorio que fue ventilado durante las jornadas de un juicio, que recordemos, fue pospuesto en dos oportunidades.
En el caso de Chinchulín, tanto la querella como la fiscalía tuvieron en cuenta la declaración de Alvez Da Silva para vincular a Cardozo en el hecho, pero también consideraron clave el hallazgo en su casa del cuchillo utilizado como arma homicida.
Durante la instrucción como en el juicio, Alvez Da Silva dijo haber visto cuando Cardozo apuñalaba a Cubas, aunque en ningún momento se supo el motivo aparente para la agresión. 
En este caso puntual la querella pidió la pena de prisión perpetua por considerarlo responsable de homicidio calificado por alevosía. Por su parte la fiscalía solicitó la pena de 25 años de cárcel al considerar que la calificación adecuada en este caso fue la homicidio simple.
La situación de Alvez Da Silva no es tan diferente. Nada hace dudar que se encontraba en la escena del hecho, incluso en su declaración se auto ubica en el lugar, pero lo que resta definir es si tuvo participación o no y, en caso de tenerla, qué grado de responsabilidad.
Para el representante de la querella, Fabio Toledano, el acusado sabe más de lo que realmente cuenta y la fiscalía tiene muy en cuenta una confesión declarada en una indagatoria que luego fue anulada y vuelta a realizar. 
Para Alvez Da Silva, tanto la querella  como la fiscalía solicitaron las mismas penas que en el caso de Cardozo.
Distinto es el caso del tercer implicado, Cristian Vargas, quien tiene en su contra solamente la acusación de la querella. Recordemos que el fiscal pidió su absolución por el beneficio de la duda al considerar que los testimonios recolectados no alcanzan a tener el grado de certeza suficiente como para ubicarlo en la escena del hecho y ante ello formular acusación.
Mientras que para la querella, en tanto, hay un testigo que lo ubica en la escena e incluso a partir de ese testimonio considera que él estaba siguiendo a Cubas desde atrás. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina