A cinco años del caso Guirula, su familia busca salir adelante

Jueves 18 de julio de 2019 | 11:00hs.
El crimen de Guirula fue cometido en la madrugada del 19 de julio de 2014
Este viernes, 19 de julio, se cumplen cinco años del asesinato de Carlos Guirula, El albañil había ingresado al motel ubicado sobre la avenida Andresito de la ciudad de Posadas junto a dos amigos y dos prostitutas, pero mientras se retiraban mantuvo una discusión con un empleado del lugar.

En esa instancia, se produjo un situación violenta por lo que el conserje decidió llamar a la Policía. Al lugar acudieron varios patrulleros, pero los uniformados se toparon con la resistencia de Guirula.

Esto derivó una tunda de golpes en el rostro y patadas -cuando ya estaba en el suelo- que minutos después le provocaron la muerte.

De allí fue trasladado hasta la Comisaría Decimotercera en la caja de un patrullero Toyota Hilux, pero llegó sin vida.
En la seccional, arrastraron el cadáver hasta una canilla donde le limpiaron las manchas de sangre y también lavaron la caja de la camioneta.

La autopsia estableció que Guirula sufrió la rotura de nueve costillas y la perforación de sus pulmones.

Dora Acosta, viuda de Guirula, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva y dijo, "es muy difícil, siempre julio pesa más que otros meses. Los chicos viven preguntando qué pasó y no se qué responder. Yo tengo cuatro chicos de 22, 14, 12 y 10 años vamos esquivando como se puede, siempre trabajando para mantener la casa y tratar de salir adelante". 

"Yo soy docente y mi hijo trabaja y siempre me acompaña, siempre está apoyando a  sus hermanos, es un sostén muy importante para mi. La última vez que fuimos al cementerio el más chico quería que le explique físicamente qué le pasó porque no entiende de qué se murió, hay cosas específicas que él quiere saber que son detalles que por ser el más chico es al que más le cuesta pero trato de responderle como puedo, es difícil porque son cinco años que en los que él siente la falta", remarcó.

Por otra parte se refirió al plano judicial en el que especificó que hace falta todavía fijar una fecha en el que sean citados todos los testigos, "son muchos los que están en la causa, van a ser muchos días y todos estos años hemos tenido mucha paciencia que se me está acabando pero uno no tiene carácter de ir confrontar pero tengo confianza en la justicia".

"Los chicos también necesitan hacer un cierre pero siempre trato de cuidarlos diciéndoles que ya va a salir. La otra vez cuando nos dijeron que los involucrados iban a salir uno tiene que ir atajando y es trabajo complicado para que mi hijo más grande no reaccione pero todo cansa y todo tiene un límite. Él siente mucho enojo, es joven y quiere ya la respuesta, quiere ver a todos presos y la justicia ya, yo lo crié de una manera, diciéndole que todo se va a solucionar y hay que tener tranquilidad pero él siente que tiene que luchar más por sus hermanos", detalló. 

Además agregó que de cruzarse con algunos de los involucrados no sabría cómo reaccionar, "no conozco a ninguno, trato de no buscar información y si me los cruzo no se qué haría pero siempre trato de guardar la compostura, de no alterarme, no hablar mucho, no soy de reaccionar mal y yo creo que ante todo están mis hijos y trato de tener paz". 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina